Y si hablamos de escritores y objetivos…

images (8) (1)


Escrito el 12 de febrero de 2017

Hacerte saber que:

La ardua tarea de escribir y los sentimientos encontrados son como el yin y el yang para el escritor novel y, por ende, anónimo o desconocido, o como mejor lo entiendas…

La energía positiva que nos genera el hábito de escribir, tarde o temprano, tiene que batallar contra el desánimo y la frustración que nos produce comprobar que las expectativas no se acercan, ni de lejos, a las conjeturas propiciadas por el convencimiento de que lo que exponemos merece ser leído. Claro, que, en ese sentido    —sin necesidad de entrar en valoraciones literarias, los que estamos en minoría—, jugamos con la ventaja de saber de qué trata la obra, el porqué de su existencia y la necesidad de escribirla y hacerla llegar al mayor número de personas por el hecho de que perseguimos algo más que el mero entretenimiento. Y es por ello que te pongo al corriente de que: si me dejase llevar por las emociones y las desilusiones, es decir, si no controlase los impulsos o sucumbiera a los consejos o lógica que la negatividad y los malos pensamientos me suscitan cada vez que ofrezco la posibilidad de hacerse con cualquiera de mis novelas y los resultados me hacen ver y presentir que no les interesa la temática, posiblemente, habría desistido de alcanzar el objetivo que me incita a escribir; pero, como sé por experiencia, que ante las adversidades es cuando hay que crecerse, que las distancias largas se sobrellevan mejor pasito a pasito y que si te caes tienes que levantarte y continuar, en lugar de abandonar y lamentarte de las circunstancias y obstáculos que has tenido que sortear durante el trayecto recorrido. Y dicho esto, hacerte saber que nada ni nadie logrará apartarme de la meta propuesta y que seguiré escribiendo, leyendo e instruyéndome, mientras que mis quehaceres, la salud y el estado físico y emocional me lo permitan, porque el objetivo merece la pena, porque conservo la Esperanza y por creer en y concordar con el augurio gitano, es decir, con  el dicho tradicional en el cual se asegura que los gitanos no quieren que sus hijos tengan buenos principios, ya que eso supone que su final será desastroso.

*****

Gracias por la atención.

Saludos

Anuncios

8 comentarios sobre “Y si hablamos de escritores y objetivos…

  1. ¿Hay algo más gratificante que la satisfacción personal? Esa es la mayor recompensa que un ser humano pueda recibir: no hay fama ni dinero capaz de igualar algo tan simple como fundamental para sentirse feliz y realizado.

    Me gusta

  2. La tarea de escribir es gratificante y enriquecedora a nivel personal, pero no siempre nos lleva a donde queremos y no siempre obtiene la aceptación y el interés que nos gustaría. Estoy de acuerdo contigo en que no hay que dejarse vencer por el desánimo cuando esto sucede. Para tirar la toalla siempre hay tiempo y los que más perderíamos seríamos nosotros mismos, que nos veríamos privados de un placer y también de una necesidad. Que sea lo que tenga que ser, pero que nos pille siempre escribiendo :))

    Buena reflexión, Francisco. ¡Me da ánimos!

    Un saludo y feliz martes.

    Le gusta a 1 persona

    1. La razón de que no lleguemos a donde queremos y que la aceptación no sea la deseada no depende de nosotros ni del potencial de lectores/as, sino de las expectativas. No obstante, hemos de seguir disfrutando con lo que nos pide el cuerpo, es decir, seguir escribiendo sin dejarnos influenciar negativamente. Somos eficaces porque nos propusimos escribir y de la nada hemos creado varios escritos y autopublicado alguna que otra novela y seguimos caminando con la finalidad de conseguir la eficiencia, es decir, con la intención de lograr más objetivos con los mismos o menos recursos, o lo que es igual a que se reconozca nuestra labor y nos reporte algún beneficio más allá del equilibrio emocional y/o la satisfacción personal.

      Gracias por la atención y por comentar.
      ¡Feliz y productivo martes!
      Saludos cordiales

      Le gusta a 1 persona

  3. no escribir seria como negarme a respirar asi de importante es para mi ,y leo muchisimo todo lo que puedo de otros precisamente porque se lo importante que es…y porque todo enriquece,aunque no sea el estilo que te guste, cuando publíco y una sola persona lo comentó ,siento que ya valio la pena y jamas declinare.

    Le gusta a 1 persona

    1. Cuando escribes porque sientes necesidad, hacerlo te causa tanta satisfacción que terminas convirtiéndote en adicto, y el hecho de saberte leído es otro aliciente más para seguir escribiendo y compartiendo.
      Gracias por la atención y por comentar.

      Saludos

      Me gusta

  4. Siempre escribí y, de cierto modo, aún escribo. En principio, escribo para mí aún. Es una forma de educarme, controlar mis pensamientos, aprender a encadenar palabras. Escribir siempre fue, para mí, algo que hago para mí aún. Cuando comencé a publicar, también pensé: es para mí aunque publico. Si los lectores aparezcan, será muy bueno. Pero jamás escribí pensando en ellos, sin embargo en mí aún, por encima de todo.

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s