El derecho a fracasar.

Aquí se dicen verdades como puños.

El Destrio

En esta sociedad que nos vende modelos de éxito inalcanzables para la inmensa mayoria de las personas, el fracaso se presenta como una estupenda alternativa para quienes no se conforman con ser mediocres.

Tal vez por eso esté tan estigmatizado. Nos inculcan desde pequeños el miedo a fracasar, a cagarla y a hacer el ridículo, aparentemente para protegernos y para evitarnos trances desagradables. Pero, ¿no será otra la razón que impone estos comportamientos?

¿No será que de lo que se trata en el fondo es de que tengamos una conducta ordenada y políticamente correcta, que no asumamos riesgos, que no intentemos imposibles y que nos limitemos a ser esa masa que aplaude y que consume mansamente las vidas de los triunfadores convenientemente dosificada por los medios y las redes?

¿Y no será entonces este efecto sedante, adormecedor de la iniciativa y el talento, la razón por la que esta sociedad…

Ver la entrada original 393 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s