Una Simple Confusión (III)

He aquí un ameno y bien estructurado y narrado relato.

antoniadis 9

Resumiendo, o mis amigos eran unos desalmados con más imaginación de la que les atribuyo, y su cómplice una auténtica bruja de las de Salem, o esa noche podrían haber finalizado cuatro décadas de amor platónico. Y ante tal disyuntiva solo me pude plantear una duda:

¿Cuál de las dos hipótesis me parece más terrible?

La procesión de visitas de mis presuntos amigos a la supuesta aparición sorpresa del amor de mi juventud, cesó. No tan pronto como me hubiese gustado, pero llegó el terrible momento de encontrarme con ella a solas. Con el agravante de que no se fue. Y no se le olvidó la petición que me hizo, la de conocer todo lo que había sido mi vida hasta la fecha del presente cumpleaños. Me veía en la disyuntiva de explicarle mis penas de varias décadas o dar una larga cambiada y hacer mutis por el foro

Ver la entrada original 1.032 palabras más

Anuncios

Un comentario sobre “Una Simple Confusión (III)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s