Qué hago

   Hola, a modo de presentación y bienvenida, siendo Rajoy Presidente del Gobierno, me gustaría informarte sobre la razón de la existencia de este lugar; que hago público, dejándome llevar por la ilusión, con la  intención de dar a conocer una de mis aficiones y ofrecer el fruto surgido como consecuencia de verme afectado por la crisis; esa que, según el Presidente de Gobierno actual, ha sido superada gracias a la buena gestión llevada a acabo por él y el grupo que lidera; pero que, desde mi punto de vista, a las personas que hemos venido ejerciendo el noble oficio de albañil durante más de treinta años, como es en mi caso, ahora nos vemos en la tesitura de que no somos aptos ni damos el perfil que buscan los empresarios; entre otras cosas, por ser mayores de 50, una edad en la que  si no superas los 55, estás abocado  a quedarte a verlas venir, es decir, una vez agotadas las prestaciones por desempleo: dejas de ser un problema para el SEPES (Servicio Público de Empleo Estatal) y el propio Gobierno, el cual alude en su defensa que somos personas sin formación… y que la solución está en estudiar o en reciclarse; ya sabes, eso de  renovarse o morir. En fin, con respecto a este tema, qué te voy a contar que no sepas; y con respecto al nivel alcanzado en cuestiones literarias, hacerte saber que estoy al corriente de mis limitaciones, que sigo indagando y leyendo todo aquello que considero útil y que a ello dedicaré el tiempo libre que mis quehaceres diarios me permitan, por el hecho de haber encontrado a través  de la escritura y la lectura el equilibrio emocional que  hasta entonces era turbado como consecuencia de la evidenciada Injusticia Social.

*****

   No pretendo crear ningún género literario, pero sí narrar las historias de manera sencilla, intentando cumplir las normas gramaticales contempladas por la RAE. No estoy interesado en escribir por el mero hecho de entretener o el beneficio económico. Desde la ficción tocaré temas que me atraigan, disgusten o preocupen, partiendo de la base que lo verdaderamente importante no radique en el lucimiento del autor ni en la propia historia, sino en el trasfondo de la misma, puesto que ese será el motivo de su existencia.

*****

Un tiempo después:

Afortunadamente para mí «no hay mal que cien años dure» desde el 15 de octubre del 2018 estoy activo en el sector de la construcción.

*****

   Gracias por la atención.
Saludos

Anuncios